Degustaciones‎ > ‎2017‎ > ‎

201710-DELACRUZ

Nota final (de 1 a 5):       4,3

Fecha de Cata:  20 de Octubre de 2017

Dirección: C/ Don Ramón de la Cruz, 79     Teléfono:  91 027 29 11

Aparcacoches:   No          Parking cercano:      Si    Web:  De la Cruz

 

Comentario:

Una grata sorpresa.

La Asociación no había visitado este restaurante hasta ahora, algunos miembros de la misma si lo habíamos hecho, pero no para comer cocido, y como se trata de un buen restaurante resultó elegido para esta fecha, y como veremos más adelante, ha resultado muy satisfactorio.

Tomamos dos vinos distintos, en función de la posición en la mesa:

El Boca Roble tiene muchos 'adictos', aunque yo sigo prefiriendo el clásico Ramón Bilbao para un cocido. 

Y empezamos con la sopa, que llegaba bastante cargada de garbanzos, para opinión de algunos de nosotros, 'demasiados', a mi particularmente me parece mejor adornar la sopa con algunos garbanzos, porque hay personas que quieren la sopa como sopa, y media docena de garbanzos nunca estorban, pero muchos garbanzos, a otros, les agobian. El fideo estaba en un punto adecuado, y en la primera ronda de sopa, estaba quizás demasiado espesa, pero se corrigió en la segunda ronda, cuando ya venía casi perfecta. Hubo quien se quejó de que quizás estuviera salada, sabor que yo particularmente no encontré.



Tras la sopa, sale el segundo vuelco:


En el segundo vuelco, con los garbanzos en un punto perfecto y muy sabrosos, buen repollo y complementado por patata y zanahoria típicos, estos dos últimos, como casi siempre, bastante insípidos, pero faltó en este segundo vuelco un clásico del cocido madrileño, el relleno o bola, este fue mi segundo vuelco:


Y el tercer vuelco se nos presentó a continuación:


Este fue mi tercer vuelco:


Aquí también se echó en falta un ingrediente típico, la puntita de jamón, pero lo que vino, muy bueno, el morcillo bastante meloso, nnca pruebo la gallina, que deja todo el sabor en el resto, chorizo y morcilla, sabrosos y el tocino exquisito, y para cerrar el cocido siempre dejo lo que me resulta más sabroso de todo el cocido, el hueso de caña, que cuando es bueno, como los que tuvimos en este cocido, ponen un broche de oro para cerrar con un traguito de vino que lo corona todo.

Se tomaron distintos postres pero no estuve atento y no saqué registro fotográfico de los mismos, aunque todo el mundo los alabó.
                           
Resumen final, un cocido sorprendente, con algunos fallos fácilmente subsanables, que nos deja la idea de volver, es un cocido con una relación calidad / precio muy buena, y un servicio excelente.

Repetiremos.


Enlace a fotos                         Enlace a Acta                         (Solo para socios de GARBANZO) 

Comments