Degustaciones‎ > ‎2016‎ > ‎

201605-El Charolés

Nota final (de 1 a 5):       3,0

Fecha de Cata: 13 de Mayo de 2016

Dirección: C/ Floridablanca, 24 El Escorial  Teléfono:  91 8905975

Aparcacoches:   NO          Parking cercano:      Si    Web:  www.charolesrestaurante.com  

Vuelta a un Histórico

Hacía muchos años que no veníamos a este histórico restaurante, donde se fundó esta Asociación allá por el año 1995, la última visita a este restaurante fue en 2009.


En este restaurante, salvo los primeros años, que todavía éramos muy poquitos, casi siempre hemos comido en este subterráneo con una mesa imperial, que vemos casi repleta de viandas cuando llega el tercer vuelco. Aunque no tomé registro fotográfico del vino, empezamos con un CUNE, pero decidimos cambiar al clásico que siempre tomamos en este restaurante, el MARQUÉS DE RISCAL Reserva, en este caso del año 2005, pero siempre en Magnum que incrementa la calidad y el número de asistentes lo requiere.

Y ahora pasamos a describir los vuelcos, empezamos con una sopa intensa, con un fideo grueso, que siempre fue el que me gustó a mi, pero con los años, empiezo a apreciar algo más el fino, este era el aspecto de una de las ollas, y el de mi plato:


La sopa tenía un buen sabor, pero estaba el fideo ligeramente pasado, eso sí, tenía el aderezo que tanto me gusta del añadido de unos garbanzos que suponen que en cada plato aparezcan tres o cuatro garbanzos, y que considero un detalle de calidad cuando visito otros restaurantes, son reminiscencias de una larga historia cocidil.

El segundo vuelco, como en el primero, se nos sirve a cada uno de los comensales, por el extraordinario servicio que dispone el restaurante, y a continuación se ponen bandejas de exceso para quien quiera repetir, este era el aspecto de este segundo vuelco:



Falta una foto de la bandeja nos servían un ingrediente nuevo en el segundo vuelco, se trataba de grelos xxxxxxx que me resultaron espectaculares para acompañar el cocido de siempre, este era el aspecto de mi segundo vuelco:


Siempre trato de transmitir la impresión que capturo de la mayoría de asistentes, en este caso, para una mesa imperial con 22 comensales, se reduce a los que están más próximos a mi, y la generalidad de los asistentes, opinaron que el repollo estaba insípido y lo demás del vuelco muy sabroso, para mí, resaltar el nuevo acompañamiento de los grelos, la innovación es algo que siempre nos gusta a quienes llevamos tantos años comiendo un cocido al mes en buena compañía. Para mi fue un segundo vuelco muy bueno.

Y con el tercer vuelco, hablaremos de cantidades y calidades, no sé si hubo registro fotográfico de todas las bandejas, aquí las muestro:



Este era el aspecto de una parte de la mesa Imperial con las viandas del tercer vuelco:


Y siguiendo con la innovación, entre segundo y tercer vuelco nos ofrecían para probar estas alcachofas, que por cierto estaban buenísimas.


No saqué registro fotográfico de mi tercer vuelco, pero probé casi todo, y transmitiré lo que la mayoría opinaba, empezando por la bola, que estando buena, no resultó espectacular como la recuerdo de otras ocasiones, el chorizo estaba bueno, la punta de jamón, tenía muchas apreciaciones, por lo que se apreciaba que había variedad de piezas, lo que para algunos estaba espectacular, a mi me resultó mi trozo excesivamente duro, no puedo opinar sobre el pollo, ya que no lo suelo probar casi nunca, con el morcillo pasaba como con la punta de jamón, dependiendo del trozo, o duro o meloso, pero no había opiniones similares, el tocino entreverado estaba muy bueno, y dejo para el final lo que para mi fue lo mejor del cocido, los huesos de caña, que el mío estaba espectacular aunque alguno también me dijo que el suyo no estaba tan bueno, y en lo que sí coincidimos todos fue en el espectacular sabor del tocino blanco, IM-PRE-SIO-NAN-TE. 

Así se cerró el cocido, pero antes del postre, como es costumbre en este restaurante, nos sirven unas berujas desengrasantes, que son un preparatorio para cambiar los sabores y apreciar el postre 'generalizado' del que tampoco tomé registro fotográfico, cuando estamos comiendo tantas personas y surgen tantas conversaciones interesantes, uno se olvida de hacer 'su trabajo'.

Y ahora queda efectuar un resumen imparcial de un cocido, que es el más caro de todos los que tomamos, sin duda alguna, pero con un local y un servicio que compensan ampliamente el sobrecoste. Para que el resumen no se considere personalizado, hablaré de cada uno de los componentes en función de la calificación media efectuada por los socios que han participado en la encuesta, el primero, la sopa, con 3,3 de media, es una de los apartado peor calificados, los garbanzos suben algo, 3,9, las viandas crecen hasta el 4,0 y destacan local y servicio con 4,8 y 4,5 respectivamente, descendiendo hasta la nota más baja de todas, que es el aspecto de la relación calidad/precio con 3,2, aprobado justito.  

Como siempre habrá quien opine que no merece la pena, a mi me gusta disfrutar de una mesa Imperial como esta de vez en cuando, y si ya hubiéramos estado todos los socios, hubiera sido maravilloso, hace varios años que no coincidimos todos, en esta ocasión solo nos faltó una, afortunadamente tenemos otro cocido oficial en Junio, y espero que lo consigamos.


Enlace a fotos                         Enlace a Acta                         (Solo para socios de GARBANZO) 

Comments