Degustaciones‎ > ‎2014‎ > ‎

201405-La sartén por el mango

Nota final (de 1 a 5):   3,7

Fecha de Cata:   30 de Mayo de 2014

Dirección: Juan de Toledo, 19     Teléfono:  918 96 13 13

Aparcacoches:   No          Parking cercano:      Si    Web:  http://www.restaurantelasartenporelmango.es/

 

Comentario:

Un gran cocido   

GARBANZO Asociación Gastronómica estuvo durante muchos años tomando el cocido de Mayo en El Escorial, la mayoría de las veces en uno de los restaurantes más frecuentado, El Charolés, pero últimamente nos estamos decantando por nuevas alternativas, la crisis se nota en todos los aspectos.

El vino que tomamos fue un Viña Pomal crianza 2011, digno acompañante de un cocido:

 

Los comensales llegamos casi todos en hora, y tras unas cañitas y algún vino dimos comienzo al cocido con esta sopa:


Una exquisita sopa 'ilustrada' con hierbas aromáticas y apio, que a mi particularmente me encantó, con el fideo al dente y el aderezo de los garbanzos que desde mi punto de vista le dan un toque de distinción. Difícil tomar una sopa tan rica, si bien, como se sirve en distintas ollas, alguna de ellas estaba algo salada, auqnue yo no la probé.

Y pasamos al segundo vuelco que se sirvió así:



Los garbanzos fueron calificados por la mayoría de comensales como normales, aunque a mi me gustaron mucho, patata y zanahoria, adecuados, y para la mayoría, y me incluyo en ellos, espectacular de sabor del repollo.

En este punto tuvimos un innovación, que fue la ensalada de berujas:


La ensalada de berujas únicamente la habíamos probado en El Charolés, pero tras el tercer vuelco, como desegrasante, la novedad de este cocido es que lo tomamos como separador de segundo y tercer vuelco. Esta ensalada me ha evocado grandes recuerdos de históricos cocidos, el elemento beruja, es muy difícil de conseguir, junto a los ríos y no está industriaizada.

Y así pasamos al tercer vuelco:


Un espectacular vuelco con la bola loncheada, pero muy sabrosa y jugosa, un sabrosísimo chorizo, puntas de jamón espectaculares, un morcillo no demasiado meloso, fue quizás lo menos bueno, gran tocino, normal y entreverado, y espectaculares huesos de caña, que evidentemente fueron mi remate:



Quizás influenciado por viejos recuerdos, a mi el cocido me pareció espectacular, lo rematamos con unos postres compartidos que fotografié con algo de retraso, pero que desde luego fueron del gusto de los comensales, que los devoraron:


Eran Tarta de frambuesa, helado de mandarina, tocino de cielo y hojaldre con crema.

El restaurante, regentado por un antiguo cocinero de El Charolés, ofrece una calidad correspondiente a un restaurante de gran categoría, si bien los precios resultan bastante más asequibles.

Un restaurante, por tanto, muy recomendable.



Enlace a fotos                         Enlace a Acta                           (Solo para socios de GARBANZO)

Comments