Degustaciones‎ > ‎2014‎ > ‎

201401-La Daniela Goya

Nota final (de 1 a 5):        Pte.

Fecha de Cata:   17 de Enero de 2014

Dirección: C/ General Pardiñas, 21     Teléfono:  915752329

Aparcacoches:   No          Parking cercano:      Si    Web:  http://www.tabernadeladaniela.com/

 
http://www.tabernadeladaniela.com/

Comentario:

SIEMPRE LLENO

La última vez que visitamos este restaurante fué en 2007, muchísimos años sin venir por aquí. Y hay variadas razones, la primera, que en los estatutos de la Asociación, por aquel entonces, no se podía repetir establecimiento durante la temporada, salvo en el cocido de cierre de la misma, otra de las razones es que La Daniela se multiplicó abriendo restaurantes en otras zonas de Madrid, y que casi todos hemos visitado ya. Y yo diría que una última razón de llevar tantos años sin volver es que las mesas de este restaurante nos resultan excesivamente angostas, porque no es un local grande, y siempre está lleno, porque evidentemente hay una calidad que lo justifica.

Así que nos llegamos aqui, reservamos para trece y nos plantamos quince, porque cometimos un error 'contable', en un sitio justísimo, donde era imposible que comiéramos todos, pero en esta ocasión el retraso de alguno de los comensales, permitió que una mesa cercana terminara y la pudiéramos anexionar. Así que por una vez, algún retraso nos vino fenomenal.
 
El vino elegido, uno de los clásicos del restaurante, Viña Salceda Crianza 2010, adecuado, y con relación calidad/precio buena. Las últimas botellas, para cierre del cocido, fueron Remelluri Reserva 2007 cortesía del reciente abuelo y tesorero de la Asociación, que nos permitieron brindar por Carla.

Y ya empezamos la crónica del cocido con la sopa, impresionante de cuerpo, sabor y punto, y que creo no hubo nadie que no repitiera. Empezábamos a rememorar la calidad de los cocidos de este restaurante, aunque estuviéramos algo apretaditos.


Segundo y tercer vuelcos se ponen en la mesa a un tiempo y cada uno se sirve al gusto, los hay que lo hacemos por orden, otros se sirven todo junto, y otros que incluso, tras las viandas, se sirven los garbanzos, el caso es que los dos vuelcos resultaban espectaculares:


Ni un solo reproche se le puede poner al segundo vuelco, los garbanzos en el punto de cocción adecuado, un sabor bueno, el repollo se comía sin necesidad de aderezo de aceite, la patata en el punto, la zanahoria adecuada, y la bola jugosita. Este era mi segundo vuelco:

Y cerramos con mi tercer vuelco:


Y como casi siempre en este restaurante, todo exquisito, aunque solo probé lo que está en el plato, el morcillo, como tantas veces ocurre, había dos piezas, probé de las dos, y una de ellas bastante más melosa que la otra, aunque la menos melosa también estaba decente, el chorizo adecuado, la morcilla sabrosa, el tocino entreverado, exquisito y que voy a decir del hueso de caña, que no fue uno, fueron dos:

.
Impresionante terminar con dos espectaculares huesos y brindando por Carla con un Remelluri, uno de mis vinos favoritos.
Si en este local dispusiéramos de unas mesas amplias no pasaríamos tanto tiempo sin volver. 

Como resumen final, un cocido extraordinario en calidad, en el que sabemos que tenemos un sitio angosto, y que no da lugar a realizar foto 'oficial' porque habría que molestar a otros comensales. Y aunque sabemos que en los otros locales de La Daniela dan buen cocido, la garantía de este es la más segura.
 

Enlace a fotos                         Enlace a Acta                           (Solo para socios de GARBANZO) 

Comments