Degustaciones‎ > ‎2013‎ > ‎

201310-Casa Sierra

Nota final (de 1 a 5):        4,5

Fecha de Cata:   18 de Octubre de 2013

Dirección: C/ Villafranca, 11 (Junto a Plaza de toros de Las Ventas)     Teléfono:   91 355 10 29

Aparcacoches:   No          Parking cercano:      Si    Web:  Casa Sierra

 

Comentario:

UNA MUY GRATA SORPRESA

Este restaurante es una de esas sorpresas que de cuando en cuando nos encontramos en la vida, junto a la Plaza de toros de las Ventas, con el clasicismo imbuido, y lleno de fotografías rancias, en su mayoría relacionadas con la tauromaquia, tambien tienen cocido, si se le solicita con antelación suficiente para un grupo como el nuestro.

Y votado este cocido, sin que ninguno de los miembros de la Asociación lo hubiera degustado antes, las espectativas que a tal respecto teníamos no eran excesivas, y sin embargo, ha resultado de una calidad fuera de norma, que deberemos corroborar en un futuro cercano.

Pero empecemos con la descripción de los platos.


La sopa, con un sabor profundo, y una consistencia extraordinaria, y fideos en el punto justo, empezó a mostrarnos que estábamos ante un cocido que no lo podíamos calificar como normal, De hecho, en las votaciones reflejadas por los socios, la media obtenida por la sopa ha sido 4,8 lo que confirma la unanimidad de las opiniones.

Para aumentar la expectativa de calidad, empezaron a llegar las fuentes del segundo y tercer vuelcos, sin emplatar, para que cada uno se sirva al gusto. Estas eran las bandejas del teórico segundo vuelco:

 
 
 

 

Quizás los garbanzos fueran el elemento que menos nos agradó a los comensales, dada la calidad que el resto iba demostrando, quizás estuvieran algo pasados, y ausentes del sabor que nos transmitió la sopa, en cualquier caso, parece que la calidad no estaba a la altura.

La fuente de patata, puerro, nabo y zanahoria, no todos ellos elementos 'comunes' en un cocido, destacaba espectacularmente, y yo probé todo, más que nada por dejar constancia de su calidad, pero dejo para el final de este segundo vuelco la bandeja del repollo, que fue, para mi, el culmen de este cocido, con un sabor extraordinario, y que repetí para corroborar.

Como ya dije, segundo y tercer vuelcos fueron colocados en la mesa al tiempo, y estas eran las bandejas del último:


 
En el tercer vuelco, los complementos de chorizo y morcilla, con sabor propio, destacaba especialmente el morcillo, meloso y sabroso, esa fuente se completaba con la carne de pollo. La segunda fuente con tocino y panceta, espectaculares de sabor, y la tercera contenía huesos de espinazo, puntas de jamón que me contaron que estaba espectacular y algún hueso de caña que me atreví a coger.aunque no había para todos.

Ahora, cuando estoy escribiendo la crónica, me he percatado de una importante ausencia en el cocido, la bola o relleno, cosa que no eché de menos en su momento.  

Y por poner otro pero, creo que se deben incluir mas huesos de caña, ya que son un cierre triunfal para un cocido de esta categoría.   
Resultó por tanto un cocido sorprendente, en un loca pequeño, con un reservado donde más de doce no estaríamos cómodos, pero cuando repitamos podremos estar en el comedor principal, cuya foto encabeza esta crónica, donde podríamos ser un grupo superior incluso a las 20 personas.
Últimos apuntes de esta crónica, perdón por no tomar nota ni foto del vino que tomamos, un Rioja Solar de Samaniego reserva 2009 que conocemos muy bien los miembros de la Asociación, y que el precio por cabeza resultante fue de 25 € per cápita, donde están incluidos los prolegómenos y la sobremesa.
Sin duda alguna, volveremos a este restaurante, donde esperemos se cubran las carencias y se confirmen las calidades. Las votaciones han confirmado claramente las calidades percibidas por los asistentes.
 

Enlace a fotos                         Enlace a Acta                           (Solo para socios de GARBANZO) 

Comments