Degustaciones‎ > ‎2013‎ > ‎

201303-El Cenador de Salvador

Nota final (de 1 a 10):   -  8

Fecha de Cata:   15 de Marzo    de 2013

Dirección: Avda. de España, 30  Moralzarzal    Teléfono:   91 85760 24

Aparcacoches:   No          Parking propio     Web:  http://www.elcenadordesalvador.es

 

Comentario:

UN COCIDO MUY ESPECIAL

Hemos aprovechado que este maravilloso restaurante se ha incorporado a la Ruta del Cocido Madrileño para disfrutarlo como Cocido Oficial de la Asociación. Algún miembro de la Asociación ya lo disfrutó y lo contó en Esos Cociditos.

Como casi siempre ocurre, la puntualidad de los comensales deja mucho que desear a pesar de las muchas advertencias, y sirva esta crónica para recordar a todos que debemos responsabilizarnos por respeto a los que luego tienen que irse antes, la mayoría para recoger a sus hijos. Respetemos. 

Y tras este pequeño rapapolvo, pasemos a detallar el evento, que se desarrolló en un salón especial:


El vino es un clásico para la Asociación, Solar de Samaniego, Reserva 2005, que aún está en pleno esplendor, y que lógicamente estuvo excelente.

Empezamos con los clásicos aperitivos de la casa, unas excelentes croquetas y una crema de marisco, que a todos nos supieron a gloria, aunque algunos, por su escasa puntualidad, puede que no los disfrutaran. Aquí muestro las croquetas y el pan, tan especial también y recién hecho:


Y la sopa, que debido a la cantidad de comensales se debió de hacer en al menos dos ollas, porque hubo quien dijo que estaba salada, y puedo asegurar que la mía estaba en el punto justo de sal y sabor, amén del punto perfecto de cocción de los fideos, al dente. Así que para mí fue un comienzo excelente pero para otros no fue tan afortunado:


En el segundo vuelco, y acompañando a los garbanzos y repollo, como novedad, venía el hueso de caña relleno de morcilla, además de los habituales complementos de un segundo vuelco, la patata, zanahoria y la bola. A mi me gustó TODO, sin ninguna excepción:


Y el tercer vuelco fue, para mi, espectacular, y me lo comí absolutamente todo, cosa que casi nunca hago. Empezando por el muslito de pollo, que normalmente dejo, y que en esta ocasión me supo a gloria, el morcillo, meloso y sabrosísimo, el chorizo, muy digno y abundante, la punta de jamón, buenísima, un trocito espectacular de manita de cerdo, los tocinos, que son partes de mi perdición, tanto el blanco como el entreverado, y cierro con un trozo de rabo de toro, tan sabroso, tan meloso, que casi cubre con mis expectativas, porque para satisfacerme a mi totalmente deberíamos haber tenido la caña del hueso que vino con el segundo vuelco. Pero no todo va a ser perfecto:


Después llegaron los postres, y tuve la tentación y pequé gravemente, ya que me comí esto:


Para mi, impresionante, pero insisto, demasiado, todavía lo estoy pagando.

En resumen, para mi un cocido espectacular, pero que en esta ocasión la opinión no fue generalizada, hubo quien me dijo que los platos, de forma aislada estaban bien, pero que en conjunto no estuvo a la altura de lo que esperaban.

Entiendo que quien dijo que la sopa estaba salada, estaban en lo cierto, yo tuve suerte, incluso algunos señalaron que la bola no estaba muy jugosa, la mía si que lo estaba, pero como resumen yo diría que MUY BUENO, y con dos peros por mi parte, el primero, la falta de la caña de los huesos en el tercer vuelco, y por último, la mesa, ligeramente estrecha, en el salón que teníamos para nosotros se podría haber puesto un anchura de mesa mayor, lo que conocemos por Mesa Imperial.

Hubiera sido perfecto, y respecto de la relación calidad/precio, donde puede que también haya discrepancias, a mi me parece que 50€ per cápita en un restaurante como El Cenador de Salvador está muy bien.

Enlace a fotos                             Enlace al Acta

(Enlaces solo disponibles para los socios de GARBANZO)