Degustaciones‎ > ‎2013‎ > ‎

201302-Bar Alonso

Nota final (de 1 a 10):        -  5

Fecha de Cata:   21 de Febrero de 2013

Dirección: C/ Virgen del Lluch, 20     Teléfono:  

Aparcacoches:   No          Parking cercano:      Si     Web: 

 

Comentario:

UN COCIDO DE MENU

Tras el gran cocido que disfrutamos el pasado mes, nos tocaba adaptarnos a la crisis y escoger uno más baratito, en un local pequeño pero que quien lo recomendó, Fernando lo conoce muy bien, y sabe que el cocinero es de garantía, aunque nunca había tomado el cocido.

Así que se votó y salió elegido este restaurante, donde la cocina tiene garantía, pero el local es algo cutre y el servicio es equilibrado, aunque no, por la alta dignidad de la Asociación, estamos acostumbrados. Pero empecemos con la descripción del cocido, y como no no lo primero, el vino, uno que ya conocemos y que es un buen vino, Boca, pero este que tomamos roble joven, tiene 'escaso' roble para mis gustos.


Y empezamos con la sopa, de muy buen sabor, pero con un fideo excesivamente pasado, que podría perdonarse porque teóricamente deberíamos haber empezado media hora antes a comer, y supongo que el cocinero así lo había entendido.


Como en la mayoría de los cocidos de menú, únicamente se sirven dos vuelcos, y era así:


Los garbanzos, como ya se aprecia en la foto, también estaban 'pasados', y por tanto algo de sabor ya habían perdido, buen sabor el del repollo, que compensaba el perdido de los garbanzos, la bola o relleno, adecuada, aunque no muy jugosa, y las viandas consistían en morcillo, tocino y chorizo. Para un cocido de menú de 10€ no se puede exigir más, aunque si yo fuera el dueño del restaurante, a una mesa como la nuestra, hubiera ofrecido una bandeja con el resto de productos que han participado en la cocción, como algo de gallina, alguna punta de jamón....

En fin, digamos que el morcillo estaba digno, sin ser excesivamente meloso, el chorizo, decente y lo mejor, el tocino, que realmente era panceta adobada. No se puede exigir tampoco en un cocido de menú mi ingrediente favorito, el hueso de caña, así que nos conformamos.

Yo no tomé postre, pero si quiero resaltar algo positivo, y es que Ana, que se tomó la tarta de queso, confesó que era una de las mejores tartas de queso que había comido en Madrid, lo cual confirma que lo mejor del restaurante es la cocina, corroborado por distintas experiencias que nos han contado varios comensales.

En resumen, un cocido digno por la relación calidad / precio, pero no al nivel que exige nuestra Asociación, ni siquiera tuvimos oportunidad de hacer una foto digna por falta de espacio, o sea, que un sitio con buena cocina para tomar tapas con amigos pero para eventos como los nuestros.

Enlace a fotos                             Enlace al Acta

(Enlaces solo disponibles para los socios de GARBANZO)